Hablemos de derechos humanos

http://biblioabrazo.files.wordpress.com

INTERVENCIÓN CULTURAL

¿Es ético juzgar las costumbres de una cultura ajena? ¿Es ético intervenir para cambiarla?

No consideramos que la justicia se nos presente por naturaleza, porque sí, sino porque se puede enseñar y se aprende con la práctica.

-Platón

Publicado: 2013-07-30

No es inusual encontrar en internet noticias sobre los excesos de las religiones. La mayoría de gente se indigna, pero inmediatamente se pregunta si no sería peor intervenir en esas culturas, o incluso siquiera juzgarlas desde nuestros parámetros occidentales.

Confieso que por mucho tiempo, pensé igual; sin embargo, nuevas lecturas y reflexiones me han llevado a una nueva conclusión: es inmoral no juzgarlas y más inmoral dejarlas a su cuenta y riesgo.

Las culturas son construcciones humanas por lo que están sujetas a cambios sociales, económicos, ideológicos, pero también a intereses de poder. Es inevitable que una cultura cambie, todas lo han hecho con el tiempo. Si una cultura no cambia, muere , el cambio es consustancial al ser humano y a sus creaciones -como la cultura y las religiones-. Es cierto que todas las personas y todas las culturas tienen derecho a su existencia y también es cierto que sería fascista -e imposible- intentar que todas se alineen en una sola cultura, pero también es cierto que las construcciones culturales humanas no son todas buenas y que el ser humano puede modificarlas para hacerlas menos injustas. La intervención por la fuerza de una cultura en otra es algo absolutamente repudiable (como sucedió en América y sucede todavía en otras latitudes), pero la comunicación entre culturas (como sucede gracias a internet y como antes sucedía especialmente a través del comercio) y el activismo pueden promover cambios en favor de una sociedad más justa sea cual sea la cultura.

El ser humano no es inmortal ni tendrá una vida de consuelo luego de la muerte. Es necesario, por tanto, procurar una vida lo más justa posible ahora. Nadie está en contra de que crean en Alá, en Jehová o en Pachacamac. Pero sí es necesario manifestarnos por los abusos que se comenten en todas las culturas en nombre de sus dioses. El postmodernismo plantea que no hay una medida que pueda aplicarse para juzgar a otras culturas... Pero sí la hay: es el bienestar de sus ciudadanos. Si la mayoría sufre, ese sufrimiento trasciende a la ideología, ES REAL y no es necesario.

Además, el postmodernismo no toma en cuenta algunos descubrimientos en torno a la ética evolutiva: la moral NO ES SOLO un producto cultural, es también una necesidad evolutiva, es decir, permite la sobrevivencia del individuo y de la especie. En este sentido, ciertas prácticas culturales NO PERMITEN LA SUPERVIVENCIA DEL INDIVIDUO y atentan contra la especie, por lo que no concuerdan con la moral evolutiva, presente incluso en primates y otros mamíferos.

Dejar a tantas mujeres morir o vivir privadas de sus derechos más básicos en algunos países islámicos es inmoral evolutivamente hablando. Pero ese es solo un ejemplo de muchos otros.

Tomemos el caso del Islam. Es cierto que está pasando por una especie de "medioevo", pero OJO que es algo similar al medioevo, y no exactamente lo mismo. Lo recalco puesto que no todas las culturas requieren pasar por los mismos estadíos. Ese es justamente uno de los errores más catastróficos del pensamiento marxista. Marx propuso que todas las sociedades pasaban por el esclavismo y tendrían que desembocar en el capitalismo y finalmente en el comunismo. Falso. Cada cultura está sometida a diversos factores. No hay nada que asegure que "si dejamos en paz a los musulmanes, ellos solitos llegarán a la conclusión de que están actuando mal". No, el cambio de los musulmanes -como los cambios en toda cultura- no tienen su génesis únicamente en su núcleo, sino que está impulsado por su contacto con otras sociedades. Nadie sabe en lo que puede desembocar el islamismo ortodoxo de esos países si nos quedamos de brazos cruzados, si no intentamos ser aunque sea la voz lejana de las mujeres y de todas las personas que no tienen voz y son castigadas si susurran.

La era de la información nos da la ventaja de "luchar" sin violencia, de informar y de ser activistas con la esperanza de cambiar en algo las lamentables situaciones en las que viven nuestros congéneres.

Ellos tienen el derecho de tener la religión que más les plazca, PERO NO TIENEN EL DERECHO DE HACER DAÑO, aunque su religión los justifique.

¿QUÉ SERÍA DEL MUNDO SI NADIE HUBIERA INTENTADO CAMBIARLO?


Escrito por

Doriss Vera

Literata y educadora


Publicado en

LAICISMO

Un Estado Laico garantiza la libertad de creer o no creer en uno o más dioses y que ninguna religión determine el futuro de todos.